Si te has convencido ya de la eficacia de un disco SSD, está claro que lo que quieres es instalar uno en tu actual ordenador, sea portátil o sobremesa. Pero claro, ahora que te has decidido, te encuentras con una pregunta importante ¿puedo clonar mi disco duro? Es decir ¿cómo cambio mi disco duro mecánico por una unidad SSD sin perder datos ni tener que reinstalar Windows o Mac?

Antes de continuar con esta guía, tengo que advertirte de que este proceso es delicado, no es de una enorme complejidad técnica, pero requiere que sepas lo que haces en ciertos puntos del proceso. Dicho esto, si tienes dudas, es preferible acudir a un profesional cualificado. En Apadrina un Informático ofrecemos este servicio dentro de nuestra tarifa plana de reparaciones. Siéntete libre de contactar con nosotros.

Cómo clonar tu disco duro

Lo primero que debes tener en cuenta para este proceso es la seguridad de los datos. En nuestro laboratorio SIEMPRE, y cuando digo siempre, quiero decir SIEMPRE, hacemos un backup completo antes de tocar un disco. Incluso en los casos en los que no vamos a alterar o modificar nada en el disco a copiar.

Esto es muy importante porque en un disco usado podemos encontrar problemas que pueden interrumpir el proceso de clonado y causar una pérdida de datos. Es posible que puedas perder los datos, y luego vienen las lágrimas… así que lo primero de todo: HAZ UN COPIA DE SEGURIDAD DE TODO LO IMPORTANTE. Puedes hacerlo en una nube, en un pendrive, en un disco externo… tu eliges, pero hazlo.

Ahora si, damos por sentado que has hecho tu copia de seguridad. Además damos por sentado que el disco duro nuevo (SSD o mecánico) es de igual o mayor capacidad que el que tienes actualmente. Porque si no… sencillamente no caben los datos.

Material necesario

conversor SATA a USB

Conversor SATA a USB para conectar tu viejo disco duro a por USB y poder clonarlo.

Para el proceso vas a necesitar lo siguiente:

  • Un adaptador USB a SATA para conectar tu viejo disco al equipo (si tu equipo es un sobremesa no lo necesitas, porque tendrás al menos 2 puertos SATA en la placa).
  • Un nuevo disco SSD.
  • Saber conectar el nuevo disco SSD en el puerto SATA de tu ordenador.
  • El Software Acronis True Image.
  • Un poco de paciencia, porque los procesos de volcado de datos son largos. Resérvate una tarde para hacerlo tranquilo.

Instalar el software

Hemos probado muchos programas de clonado y replicación de unidades de disco duro. Hay muchos que son gratuitos y funcionan relativamente bien, aunque requieren de conocimientos un poco avanzados para poder llevar al éxito el proceso final. En nuestro laboratorio siempre utilizamos Acronis, es el fabricante que nunca nos ha fallado y que nos da unas garantías extraordinarias. Además el software es muy sencillo de utilizar. Y no, no nos llevamos comisión. Os dejamos el enlace: Acronis True Image.

Creación de un medio extraible del programa Acronis True Image

Cuando lo tengamos lo instalamos y debemos crear un medio extraible booteable. Este medio, que puede ser un CD, un DVD o un pendrie, nos permitirá arrancar nuestro ordenador desde ese dispositivo para poder gestionar el proceso de copia sin que ninguno de los discos duros sea necesario para arrancar el ordenador.

Arrancamos desde el medio extraible de Acronis

Ahora apagamos nuestro ordenador y encendemos de nuevo arrancando desde el medio extraible que acabamos de crear. Para ello debes acceder al menú de la BIOS para seleccionar el medio de arranque que desees. En muchas placas, suele haber un acceso directo desde la pantalla de arranque que suele ser la tecla F9 o F2.

Una vez iniciado el programa Acronis desde el medio extraíble ya podemos iniciar el proceso de copia de datos. El asistente es tan sencillo que no necesita mucha explicación. Sobretodo debes prestar mucha atención a los flujos de datos: desde donde se copian los datos y el destino de los datos.

Si lo que vas a hacer es clonar tu disco duro debes cerciorarte de que le dices al programa que quieres hacer una copia completa, con datos, particiones y MBR incluidos.

Al terminar el proceso podemos apagar el ordenador. Desconectamos la unidad extraible y el disco duro antiguo que tenemos conectado al USB. Ahora ya debería arrancar desde nuestro nuevo y rápido disco SSD.

Disfruta de la velocidad de tu nuevo disco SSD

La velocidad de carga de Windows o Mac será tremenda y el funcionamiento del sistema operativo habrá alcanzado otra dimensión. Realmente merece la pena si tu equipo está sano y está bien cuidado. Con esta ampliación puedes darle una nueva vida a tu ordenador. Pero lo mejor de todo es que no has tenido que reinstalar Windows desde cero, instalar de nuevo todos tus programas, copiar datos en sus carpetas correspondientes…

Si necesitas soporte técnico profesional no dudes en hablar con nosotros.

¿Cómo mover Windows o Mac desde un disco duro a un SSD sin perder tus datos?
5 (100%) 1 vote[s]