El invento se llama Blacksmith Genesis, y si aun no nos hemos acostumbrado a escuchar hablar de las impresoras 3D, ya podemos acostumbrarnos, porque el siguiente paso está aquí: las fotocopiadoras 3D.

Más información en Xataka Ciencia

Share This